Expansiones Femeninas: Cerrarlas o Conservarlas, He Ahí el Dilema

Sep 23 • Body Mod • 4156 Visitas

Les contaré una infidencia, siempre he querido hacerme una expansión pero nunca me he atrevido, lo que es bastante curioso pues con todos los tatuajes que tengo no debería tener un tipo de temor semejante. Incluso hace poco estaba bastante decidida, hasta que un día conversando con Dana me contó que muchas de sus amigas estaban decidiendo por lo opuesto, o sea, se las estaban cerrando.

 

 

Existen muchas razones por las que algunas mujeres optan por cerrar sus expansiones, en especial por temas de trabajo. Sin embargo, ésta no es precisamente el motivo principal de por qué las féminas lo están haciendo.

Entonces, ¿por qué se están cerrando las expansiones estas chiquillas? Aunque ustedes puedan verlo como un problema menor, esto ocurre simplemente por variedad.

Para nosotras las que sólo tenemos nuestras orejas perforadas desde guaguas, existen infinidades de opciones de aros, desde los más baratos de la feria artesanal hasta los más lujosos de oro blanco con diamantes (con los que no les recomendaría para nada salir a la calle, por cierto).

Para aquellas que tienen expansiones el tema no es tan versátil, o por lo menos así lo piensan. Hace unos años las posibilidades de elegir una expansión distinta a la de postura que habitualmente se conoce, eran muy remotas. De todos modos, con el tiempo el mercado se ha ido expandiendo bastante, pero tal parece que tampoco ha logrado proponer innovaciones tan grandes como para poder variar según la ocasión o ropa con la que andamos, especialmente porque la oferta es muy reducida y de alto costo. Precisamente ésta es la razón por la que muchas han decidido olvidarse de sus orejas largas, ya que por lo visto lo que hay no logra satisfacer los gustos de todas.

 

 

Pero chiquillas lindas con expansiones, la verdad es que variedad hay, sólo deben saber buscar. Actualmente la oferta es infinita en cuanto a diseños y materiales, pues existen expansiones de acero quirúrgico, titanio, acrílico, silicona, Pyrex, e incluso hay orgánicas hechas de bambú, madera, piedra y hasta piedras preciosas como el ámbar. A su vez, las estructuras también han cambiado y podemos encontrar algunas con formas como corazón o gotas, muy lejos del típico expansor circular.

Para mí las expansiones poseen una personalidad incomparable a cualquier tipo de aro, independiente de cuál sea éste.

Si en determinado momento optaron por dejar de tener sus expansiones, quizás sea bueno darle una vuelta y evaluar las opciones que hay en términos de variedad (si ese es el tema en cuestión). Ahora, si no fui lo suficientemente persuasiva (cosa que no me suele pasar, pero puede ser ésta la excepción), les recomiendo que vayan a un experto y tengan mucho cuidado con el procedimiento para cerrárselas, pues al respecto se han visto cosas impresionantes y con pésimos resultados.

 

 

Bueno y si bien, aún están pensando en hacerse una expansión como yo, les recomiendo que no pasen de los 8mm, que es un diámetro que permitirá la contracción normal de la piel cuando decidas retirarlo. En su defecto y como ya mencioné, recurran a un especialista ya que no sería agradable pasar de una expansión a una cicatriz o queloide, con el que ni siquiera les darán ganas de ponerse aros.

En las próximas semanas haré un recorrido por Santiago y por la web, para ofrecerles opciones de expansores y de dónde pueden adquirirlos. Mientras esto sucede, ¿por qué no le dan una vuelta a esto y buscan/compran unas nuevas piezas para así seguir manteniendo su originalidad?

Lo que es yo, mientras haga ese recorrido, es posible que comience con el proceso de tener el mío.

 
 
Por Cami Avendaño
 

Posts Relacionados

« »