Rihanna y su Amor por el Arte Corporal

Sep 30 • Body Mod • 2461 Visitas

Ayer para más de 50.000 fans fue el día más importante de sus vidas tras ver a Rihanna, en el show que desplegó en el Estadio Nacional tras su pasada por Rock in Rio. Pero no estoy acá para hablarles del show en particular, sino que de lo mucho que me gusta que en su look tenga tan incorporado el arte corporal en términos de tatuajes y piercings, pues pese a que muchos quedaron con gusto a poco especialmente por el exceso de ropa que Riri lució en su pasada por Chile, todos sabemos que dentro de las estrellas del pop ella es una amante empedernida de la tinta. Tanto así que no por nada este año lanzó su propia colección de fashionistas tattoo flash temporales, de los cuales les hablé hace un par de meses atrás.

 

 

Sin duda, lo que más rescato de ella es que efectivamente Rihanna registra y cuenta a través de sus tatuajes, temas trascendentales que han sido parte de su vida y no lo hace por un mero estilismo de moda, por lo que en este post haré alusión a los tatuajes de esta diva del pop que más llamaron mi atención.

Al inicio del despegue de su carrera, en el año 2006, Rihanna comenzó con los tatuajes al eternizar unas pequeñas notas musicales en el empeine de su pie derecho, para graficar el inicio de sus días en la música y lo que vendría. En relación a su creciente carrera musical y a los altos y bajos que tuvo que sortear para llegar a donde está ahora, en su hombro y escrito al revés para poder leerlo al mirarse al espejo trazó la frase “Never a failure, always a lesson” (“Nunca un fracaso, siempre una lección”) con el fin de siempre tener una visión positiva de sus experiencias.

 

 

En 2012, a raíz de las consecuencias de su compleja relación con Chris Brown, Riri decidió plasmar en su empeine y parte del tobillo un rudo halcón considerado como un símbolo de fuerza para compensar el difícil momento que vivía. Durante el mismo año y en honor a su fallecida abuela, se tatuó a la diosa Isis en la parte baja de su pecho con el fin de retratarla como una mujer completa y un ejemplo para las nuevas generaciones.

En una gira a Nueva Zelanda , Rihanna se tatuó en la mano con la técnica del stick and poke como representación del amor y la fuerza, convirtiéndose en uno de su tatuaje más doloroso reconocido por ella. Su último tatuaje en agosto de este año, lo ubicó en su tobillo en honor a su año de nacimiento: “1988”.

Durante el año pasado y parte de este 2015, a su conocida colección de tatuajes también sumó joyería corporal con un septum que, aunque no tengo la certeza de si era real o no, fomentó aún más su look tribal y con lo que también instauró un paradigma en términos de moda al influir en diseñadores de alta costura para incluir este tipo de piezas dentro de sus propias colecciones.

 

 

En resumen nos guste o no, Riri ha sido todo un referente positivo para que el arte corporal sea aceptado e incorporado en la retina colectiva mundial, pese a que también provocó inevitablemente un boom de copy/paste de varios de sus tatuajes como su tan famoso camino de estrellas.

A continuación les dejo una galería de sus más importantes tatuajes para graficar aún más su pasión por la tinta y por favor, si se me ha pasado alguno ya que como dije les comenté de los que a mí me llamaron más la atención, déjenlo mencionado en los comentarios 😉

 


 
 
Por Dana Riffo
 

Posts Relacionados

« »