Summer Ink 2018: Nada Nuevo Bajo el Sol

Feb 21 • Day&Night • 895 Visitas

A ver amigos, por dónde puedo empezar… La verdad es que en general no me gusta realizar comentarios negativos sobre el desempeño de otras personas, mucho menos cuando se trata de eventos de gran envergadura que demandan un alto esfuerzo tanto de trabajo como de recursos, pero sinceramente creo que el Summer Ink se estancó debido a varios motivos que en esos párrafos detallaré. Así que organizadores, espero tomen esto como una crítica constructiva y puedan a partir de ésta, repuntar y volver a ser del evento lo que fue hace 4 años atrás ya que especialmente nosotros los amantes de la tinta, no queremos que vuelva a desaparecer una vez más una convención de tatuajes en Chile.

 


 

Si bien uno de los factores más llamativos del Summer Ink desde que fue creado es el hecho de tener en su parrilla a artista del tatuaje “famosos” por aparecer en realities internacionales, como Megan Massacre, Tatu Baby y a los invitados de la versión 2018 Sarah Miller y Jesse Smith, la única vez que resultó realmente fue en su primera edición, con el debut de Massacre en nuestro país. Entonces qué es lo que está pasando con la gente de a pie que no le parecen atractivos ya estos nombres? Por un lado puede ser que estos últimos 3 personajes no sean lo suficientemente interesantes para los amantes de la tinta en Chile y por otro lado, con la experiencia de lo ocurrido en años anteriores, estos personajes tampoco son potenciados durante la misma convención volviendo su participación totalmente inerte.

Entonces, vale la pena seguir sustentado a una convención de tatuajes más que en el arte del tatuaje como tal, en un par de nombres rimbombantes? Al parecer no y es algo de lo que estoy convencida viendo la evolución (o involución) del Summer Ink en estos años.

 


 

Esto último que debería ser el potenciador de la llegada de un sin fin de personas al VTP de Valparaíso (recinto en el que se ha llevado a cabo siempre el Summer Ink), es lo que vuelve extraña la escasa asistencia a la convención, siendo el punto negro dentro de sus 2 días de desarrollo y a la vez, que más resalta sobre su mal desempaño como evento masivo. Pero en este tema también entra otro punto que necesito hacer notar y se trata de la baja publicidad que tuvo, lo que incluso se puede verificar en las mismas redes sociales de la convención. Si ni siquiera en los alrededores del VTP había promoción y/o señalética que te dirigiera al Summer Ink, factores que en lo personal siento que son hasta una falta de respeto hacia los estudios de tatuajes y tatuadores que pagaron por tener uno o varios stand para promocionar su trabajo.

 


 

De todas formas y mirando el vaso medio lleno, lo realmente positivo fue el ánimo y desempeño de los estudios y tatuadores asistentes, quienes pese a la poca y nada de gente que había (el domingo por ejemplo alrededor de 200 personas para un lugar con capacidad de por lo menos 2.500 personas), hicieron la pega e incluso llevaron clientes suyos para mantenerse ocupados, como fue el caso del estudio El Bosque, Bellavista Tattoo, 7 Monsters, entre otros. Junto a esto, otra de las cosas que más disfruté fue el ver a tantas mujeres tatuadoras mostrando su trabajo a la par que los hombres, como fue el caso de María León, Polilla y Medusa Monroe e incluso el estudio Rebel Rabbit el que está compuesto por puras féminas y del cual nos habría encantado tener un registro, pero lamentablemente una de las chicas del stand nos lo impidió ☹

Eso amigos, ahora espero que este post sea lo suficientemente constructivo para que “el evento de la tinta en verano” pueda repuntar y ser lo que fue hace 4 años atrás…

A continuación y para amenizar un poco este post, les dejamos el registro de lo mejor que pudimos experimentar en este último Summer Ink.

 


 
 
Por Dana Riffo / Fotos Griz Zúñiga
 

Posts Relacionados

« »