Rick Thorne

Nov 9 • Historias de Tinta • 2250 Visitas

El BMX nos ha entregado mucho pero muy pocos personajes tan interesantes, eclécticos e intensos como Rick Thorne. Como él mismo lo afirma, Rick ha hecho un montón de cosas distintas a lo largo de su vida gracias a su notable desempeño como biker, actividades que han ido desde cameos en películas hasta tener una banda en la actualidad, mientras es auspiciado por las más importantes marcas ligadas al deporte extremo a nivel mundial. Pero Rick aparte de ser toda una figura, también es un ferviente amante de la tinta, lo cual queda evidenciado a simple vista en cada uno de sus entintados recuerdos. Tatuajes de los cuales conversamos y conmemoramos en esta nueva Historia de Tinta directo desde L.A.

 

 

“Mi primer tatuaje lo hice cuando tenía 19 años, en el 89, cuando el tatuaje no era lo que podemos ver en los medios ahora como arte, yo creo que antes era visto de manera bastante diferente, no lo puedes comparar con el de los 50’s.

Desde que era pequeño dibujaba en mis brazos y me gustaba tener stickers. Pero aparte de eso creo que para mí mi gran atracción al respecto fue mi abuelo que tiene un par de tatuajes en los brazos y uno en el pecho. Cuando crecí él fue mi modelo a seguir. El tatuaje era la forma con la que yo me expresaba, en realidad lo es, pues para mí con lo que más tiene relación es con el poder expresarse y eso es lo que me llama mi atención.

Me tatúo diferentes hitos que han pasado en mi vida. Mi primer tatuaje no fue necesariamente por un tema de ser cool sino que lo sentía, estaba y estoy totalmente fascinado por esta particular forma de expresión. Para mí se trata solamente de marcar y/o recordar cosas importantes de mi vida, lo que también ha llevado a nunca pensar en no querer seguir tatuándome. No hay reglas ni nada por el estilo, es por eso que adoro el concepto del tatuaje.

Me dije a mí mismo desde el comienzo “No voy a correr y hacerme de inmediato mangas completas” porque sé que me van a pasar un montón de cosas en la mi vida y quiero tener todos esos recordatorios y si me quedo sin espacios no podré tatuarlos. Así que tratas de balancear tus ganas de tinta con lo que te va pasando.”

 

 

“El primer tatuaje que me hice en 1989 fue un “brazalete de espinas”, algunos piensan que es eso pero en realidad no lo es.

Después el segundo fue nuevamente este “brazalete de espinas” pero en el otro brazo y claro, muchos dirán “pero cómo haces eso?” y la explicación es simple, yo soy libra y tengo el sentido del balance muy inserto en mí.

Esos fueron mis primeros tatuajes, pero era es raro porque todavía no estaba del todo comprometido con eso de “voy a tatuarme y lo voy a mostrar…” no necesariamente al mundo, pero sí de esta forma me voy a expresar y voy a hacerlo mío. Entonces en no hacerme nada debajo del brazo, así estaba ok. Posteriormente me hice este tatuaje de “Brigada BMX” que es un grupo con los que yo solía correr y como la pieza está bien cerca de la manga, se podía ver y las personas se me acercaban y me decían “oye tienes un tatuaje!”.

Al pasar el tiempo ya me sentía comprometido con el tatuaje. No había vuelta a atrás, porque aparte cada vez que me tatuaba tenía nuevos sponsors de bicicletas. Entonces pensé “Ok, voy en la dirección correcta”.”

 

 

“Cuando uno se tatúa es como un compromiso… Piensas “me voy hacer el cuello, eso significa que no trabajaré en un local de pastas” por ejemplo. Recapacitaba en el que yo no quería para mí ese tipo de trabajos así que me dediqué a crear un trabajo, mi propio trabajo. Es como una declaración “pagarme a mi manera y no de otra forma” un compromiso 100% no con el tatuaje pero sí con mi carrera que se veía directamente relacionada con las decisiones que estaba tomando, así que haría que eso funcionara.

Me declaro feliz de haberme tatuado porque me empujó a mantenerme en esto. Cuando te tatúas literalmente no hay vuelta a atrás.”

 

 

“Todos mis tatuajes son grandes porque un cuerpo es un cuerpo. Yo diría que mi más importantes tatuajes son los de mis hijos Alex y Natalee, porque son lo más importante para mí. Pero también está el tatuaje de “stay rad” que hace que no me rinda. Es bastante reciente pero me gusta ese concepto, porque todos los que me conocen saben en lo que estoy. Entre el micrófono y la bici.

Con respecto al BMX mis tatuajes también representan eso, los tengo y son muy importantes, como mi águila con una rueda al medio. Estábamos en el Warped Tour con Social Distortion y tuve tres knock out cuando estábamos en el avión. Escuchábamos la canción “Another State of Mind” que decía “toma un viaje al lado salvaje. Es real… infierno y ruedas” y me tatúe infierno y ruedas. Y es como algo circular y de carnaval.

Fui un “X-Brigade” con un grupo que solíamos andar en bici en la secundaria. Los Sproket Jackies, que formábamos yo con Matt Hoffman, Dave Mirra, Dennis McCoy. Somos cinco y todos pro.

Tengo en el cuello “BMX Punk”. Lo siento pero éste está inspirando en Jay Adams. Cuando lo conocí, él era 100% en skate y yo soy muy BMX y punk rocker. Sentí que era necesario el declarar que soy totalmente BMX y decidí ponerlo en mi cuello. “

 

 

“Tengo un tatuaje que yo mismo cree y es un ciclista de negro. Mira para hace algo en deportes de acción es como en la música, tienes que hacer algo diferente. Tienes que crear tu propia imagen, algo totalmente propio. Por suerte para mi imagen es lo que me gusta. Creé un título, porque soy súper fan de Johnny Cash, el hombre de negro. Lo podía imitar entonces yo podía ser el ciclista de negro y es fue mi trato en los X Games. Entonces así las personas se refieren a mí en los deportes. Más que ser un BMX Punk, eso es más un marca y lo otro es más una declaración de vida. Ahora estoy haciendo una vida con ello como ciclista de negro.

Yo creo que lo tatuajes van con los deportes extremos, porque hay mucha adrenalina en el deporte y también por el estilo de vida que es muy similar con la música. Lo que pasa con los deportes extremos es que es una mezcla entre un atleta y un músico. Siempre lo hemos pensado de esa manera. Es como estar entre medio de los dos. Tú tienes una habilidad atlética con lo que estás trabajando pero al mismo tiempo tienes una expresión artística que se te está permitida tener y mientras más la tengas más podrás contribuir al deporte. Por eso si eres un tipo regular para competir y te va bien con las competencias y te pagan eso es fantástico. Pero a mí me gustan los tipos que pueden lograr cosas y lo hacen interesante teniendo habilidades atléticas y artísticas. Así que los tatuajes van de la mano con la expresión. Como te dije depende del ciclista o cualquier deporte, skate o bicicleta, porque cuando andas es algo interno contigo mismo. ”

 
 
Por Dana Riffo y Griz / Fotos Griz
 

Posts Relacionados

« »