Al Vuelo Films: Registrando el Nirvana

Jul 18 • Interviu • 2572 Visitas

Con las ganas de mostrar la realidad de lo que se vive en lo más profundo de la urbe nace Al Vuelo Films, productora audiovisual chilena formada por Andrés López de Maturana y Cristián Andrade quienes han logrado dar a conocer su trabajo con notables piezas llenas de tinta, música e indescriptibles sensaciones.

La retroalimentación de su trabajo junto a las emociones que han logrado capturar a través del lente, han provocado en este equipo un innegable sello de respeto y amor por su labor, que sin duda se proyecta en cada uno de los frames que registran.

Ad portas de su primer documental basado en la Suspensión Corporal en Latinoamérica, Al Vuelo Films nos cuenta sobre sus motivaciones y futuros proyectos.

 

¿Cómo partió Al Vuelo Films?

Cristián: Todo partió en un carrete con varios amigos más en el año 2011 ó 2012, precisamente en un momento en la vida en el cual estábamos viendo qué hacer en términos profesionales a futuro. No teníamos nada seguro y mucho menos una motivación de por medio que nos hiciera avanzar en algo concreto y nosotros con Andrés éramos más amigos de tocatas y carretes que de pensar en armar una alianza de pega, hasta que ese día de la fiesta nos pusimos a conversar y coincidimos en que teníamos muchas ganas de hacer video clips para levantar un poco la escena hardcore chilena.

Andrés: Y también queríamos mostrar la parte underground del tatuaje, que muy poca gente conoce y que también fue una motivación para unirnos.

Cristián: Así que surgió la idea de armar una productora e invertir un poco en equipos para partir. Así que lo decidimos y lo hicimos. Se dieron las lucas para armarnos y como al mes después ya teníamos equipos como para empezar y producimos nuestro primer video sobre tatuajes para el Edo Valdés. Con ese clip empezamos a darnos a conocer ya que fue muy especial por la intención que quisimos darle, al mostrar a un tatuador y su trabajo en detalle. Comenzamos trabajando gratis obviamente para poder darnos a conocer y así también apañar a la gente que quería tirar para arriba al igual que nosotros.
Nosotros pensábamos “hay caleta de gente que quiere hacer cosas” y bueno, decidimos llevarlas a cabo con algo lindo que pudiera expresar sensaciones reales a través de un video y que de verdad te produzca algo.

Andrés: Nunca imaginamos la magnitud de lo que llegaríamos a ser ahora, porque desde un principio sólo teníamos la ambición de poder armar un book para llevar a las agencias y poder vendernos con algo ya que la idea era lograr vivir de esto. Desde ahí no hemos parado, con puro aguante y perseverancia porque hubo muchos momentos en los que en verdad no veíamos lucas o no estábamos trabajando con un cliente “x” y te empiezas a preocupar, pero como que dijimos “filo no importa, démosle nosotros no más” y fue así como llegamos por ejemplo al estudio Amor Real, con quienes hemos creado un lazo de amistad y también un tema profesional súper especial gracias a quienes hemos aprendido caleta sobre el arte del cuerpo y la modificación corporal. Y así hemos conocido muchas gente bacán que también valora nuestro trabajo y a los que nosotros también admiramos por haberse atrevido a hacer otro tipo de cosas que implican un riesgo al emprender, tal como lo fue para nosotros por lo que es una súper recompensa.

 

 

¿A qué se debe su nombre?

Andrés: Al principio íbamos a ponerle a nuestra productora “2 Niggaz Films” (jajaja) pero “Al Vuelo” surgió porque hay una banda que me encanta que se llama Asamblea Internacional del Fuego y ellos tienen el tema “Ícaro apología al vuelo” que cayó en la coincidencia de que el tema de emprender vuelo para nosotros siempre ha estado presente y lo tomamos por el concepto de cuando un pájaro se va a lanzar por primera vez a volar y logra emprender el vuelo, o sea pero a aplicado a que nos lanzamos en nuestro propio vuelo y el no dejar de hacerlo nunca sino que siempre apuntando a lo más alto. Y el “”Films” fue netamente porque no queríamos ponerle el típico “Producciones” ya que estamos más ligados al cine y a la búsqueda de proyectar emociones, que todo lo que hagamos tenga otro sentido y que no tenga que ver tanto con lo publicitario.

 

Como nos contaron el amor al hardcore y a la tinta los llevó a registrar parte del underground en Chile, ¿pero en qué minuto llegan al mundo de las suspensiones corporales y por qué deciden registrarlo de modo sensible y las emociones que se provocan en ese momento sin mostrar su lado “freak”?

Andrés: Un día el Javier Fingazz (piercer) nos invitó a una suspensión privada que hizo en la Comunidad Ecológica de Peñalolén (Santiago) y desde el primer momento en que llegamos, pese a que íbamos con toda la idea de que era súper sangriento y muy freak todo lo que veríamos, nos dimos cuenta que había una energía muy especial que jamás habíamos sentido y eso se debió al contexto total. A medida que pasaba el día nos fuimos dando cuentas de muchas cosas que iban pasando tanto para las personas que se suspendían como de los chiquillos que estaban asistiendo la suspensión. Una relación tan de piel que nos hizo visualizar la intención que queríamos darle al video final.

Pasando ese día cuando llegamos a la oficina, nos pusimos a conversar de lo que habíamos vivido, eso nuevo que habíamos conocido y empezamos a darnos cuenta que la intención de la suspensión humana no era por el mero hecho de querer destrozar su piel ni mucho menos, sino que era un tema de energías y algo súper personal ya que cada uno de los que estaba ahí tenían diferentes motivaciones para hacerlo y eso fue lo que más nos impactó. Por lo mismo quisimos seguir ese foco, mostrar las emociones y lo que se vivió particularmente durante ese día, sin mostrar nada de “show”.

Cristián: Quisimos recalcar exactamente lo que se sintió esa jornada y creo que lo logramos porque también trabajamos muy en conjunto con los chiquillos, al mismo tiempo que salimos de lo cliché. Cuando le mostramos el video a Fingazz y a la gente de Amor Real, les gustó mucho porque nunca se imaginaron que iba a tener tan buen resultado en términos de la calidad de lo que estás viendo al expresar totalmente lo que se sintió. Quisimos mostrarlo de este modo también porque hay mucha gente que critica este tipo de rituales y que necesariamente lo hace pues no conoce realmente el tema y qué mejor que demostrarles que la cosa no es así, ya que hay profesionales de todo el mundo que se reúnen para efectuar un evento así que está muy lejos de lo morboso y lo raro. Ha sido un medio que hemos sabido entender y que queremos mucho debido a todo lo que hemos podido aprender con esto e incluso estamos realizando un documental al respecto para que pueda salir a recorrer el mundo y para mostrar la visión latinoamericana de lo que se está haciendo a modo de suspensiones.

 

 

¿Cuáles son los proyectos a futuro que vienen para uds?

Cristián: Buscamos impregnarnos aún más de las suspensiones, informándonos harto de sus raíces en Latinoamérica y el mundo para poder lograr un buen producto con el documental. Queremos aprovechar cada instancia cotidiana, ya que queremos mostrar precisamente eso lo normal, no queremos hacer tomas en estudio súper pensadas sino que registrar el día a día tal cual y con las emociones que se presentan naturalmente. De todos modos no dejaremos fuera de esto al tatuaje, ya que de todos modos se trata de un estudio completo del cuerpo y las expresiones que pueden verse a través de él. En verdad es un proyecto que va por súper buen camino.

En este momento también estamos realizando un muy interesante proyecto sobre tatuajes a modo de programa junto a Amor Real y DDD. Se nos han adelantado otras personas pero abordando otros puntos de vista del mundo del tatuaje, lo que de todos modos nos hizo replantearnos la visión del proyecto un montón de veces pero ya está tomando más vuelo y esperamos contarles las buenas nuevas dentro de poco.

El tatuaje en verdad para nosotros es un tema súper importante y por lo mismo es que queremos abordarlo desde un punto de vista que esté fuera de los típicos estigmas que lo han rodeado durante un montón de años.

Andrés: Claro, porque a nosotros mismo nos ha pasado muchas veces que por ejemplo vamos a filmar a un banco y si nos sacamos los polerones y se ven nuestros tatuajes es como si se parara el mundo, todo el mundo nos mira como bichos raros y recién cuando ven el resultado de nuestro trabajo deben pensar “Ah! No eran delincuentes” (jajaja). Entonces por lo mismo nos interesa tanto cambiar ese paradigma.

 

Para conocer más de su hermoso trabajo pueden visitar su canal de Vimeo y si quieren saber las buenas nuevas que nos traen Al Vuelo pueden verlo directamente en su fanpage.

 
Por Dana Riffo
 
 

Posts Relacionados

« »