Gricel Zúñiga: Capturando Actitud, Colores y Sueños desde el Inicio

Jul 25 • Interviu • 6509 Visitas

Luego de un cambio de vida radical al conocer la fotografía desde su esencia, Gricel Zúñiga cambió las mesas de sonido por los lentes y los colores para dedicarse a capturar la coqueta rebeldía de las mujeres que en Chile y Latinoamérica se dejaban seducir por el naciente feminismo de la tercera ola, ese que nos hizo hacernos dueñas de una propia sensualidad para disfrutarla y utilizarla a nuestras anchas.

Convirtiéndose en una de las pioneras chilenas en la fotografía softcore bajo el alero de Suicide Girls, Griz más conocida como “Anémona” ha demostrado su indiscutible talento ante los amantes de los tatuajes de todo el mundo retratando a las más bellas y conocidas chicas con actitud y quien a continuación nos cuenta parte de sus inicios, su alter ego y el rol que ha jugado Suicide Girls en su vida.

 

 

¿Cómo entraron los tatuajes a tu vida? ¿Cómo partió el interés por ser diferente? Yo soy de Illapel en la cuarta región de Chile y cuando llegué a estudiar a Santiago partí con piercings. tenía 18 años en ese entonces y me llené de perforaciones en la cara y en otras partes. Fue precisamente porque estudiando sonido tenía una compañera que conocía a Javier Fingazz y me lo presentó, con lo que empecé en todo esto ya que como era chica aún me provocaba un poco de recelo tatuarme porque era demasiado definitivo comparándolo con los piercings y yo soy bastante cambiante así que lo más probable es que luego de un tiempo un posible tatuaje me iba a aburrir. Luego con el tiempo cuando cumplí 23 años me hice el primer tatuaje para continuar posteriormente, pero muy de a poco porque me gusta que sea algo especial y muy bien pensado.

 

¿En qué minuto de este gusto por lo alternativo te llevó a Suicide Girls? ¿Cómo llegaste al sitio? En el año 2004 en pleno boom de Fotolog, un día navegando me encontré con un par de fotos de Quinne y de una me llamó la atención la estética de las fotos, los tatuajes y los piercings y fue para mí como una visión de lo que yo quería hacer. Así que me puse a investigar sobre Suicide Girls y como a finales del 2005 me metí en “SG”, primero tratando de ser modelo por lo que una chica “x” me hizo unas fotos y la verdad es que no resultó, por lo que después pensé que era mejor intentarlo yo misma y como tenía varias amigas que tenían tatuajes las contacté e hice mi primer set con cero expectativas pero que quedó porque al staff gringo le gustó harto. Cuando ya tuve mis primeros 3 sets comprados, me hice un set a mí misma y fue ahí cuando me nombraron SG oficialmente para que luego de eso, a principios del 2007 me titularan fotógrafa oficial del staff.

 

Cuando comentaste a tu entorno la decisión de ser parte de Suicide Girls, ¿cómo lo tomaron y cuáles fueron los comentarios que te hicieron? La verdad es que se lo conté a mi entorno más cercano, a mis amigos de sonido y especialmente a mi amiga a la cual después le hice el set y como ella también quedó, se provocó algo muy especial entre nosotras porque estábamos en la misma sintonía. Nos encantaba el tema y andábamos muy felices.

Como se lo conté a personas de mi entorno que sabían perfectamente cómo era yo, la verdad es que se lo tomaron bastante bien y lo respetaron tal como era ya que no se imaginaron algo distinto a lo que concretamente se enfocaba la página.

En cuanto a mi familia primero se lo conté a mi mamá y ella nunca a tenido mucho tema al respecto así que no hubo rollo ahí, pero a diferencia de ella con mi papá fue todo más complicado pero finalmente lo tomó súper bien y quedó en eso todo.

 

 

¿A qué se debe tu alter ego “Anemona”, a qué se debe? Fue porque cuando ingresé por primera vez a SG mantuve mi cuenta como Griz y luego de un año me la cerraron, entonces cuando volví a unirme ya no podía utilizar el mismo nombre por lo que tuve que optar por uno nuevo. Estuve pensando bastante en mi nuevo nombre para SG y un día viendo Discovery estaban dando un documental sobre las anémonas, con sus colores y majestuosidad lo que precisamente me llamó la atención porque siempre me han gustado mucho los colores.

El tener un alter ego sin duda me ayudó para lograr desarrollarme durante este tiempo en SG y para otras cosas también, ya que aunque la gente no lo crea yo soy bastante tímida así que de cierta forma lo he utilizado para poder liberarme de ese retraimiento y para poder expresarme con toda voluntad permitiéndome juguetear un poco con eso también.

 

En relación a lo mismo, ¿crees que es más fácil tener un alter ego para entrar al mundo de Suicide Girls y así poder desenvolverse mejor por medio de un personaje? En mi caso fue muy fácil tener el personaje de Anémona y me ayudó muchísimo también para que las fotos salieran bien y con una actitud más extrema, pero creo que pueden hacer otras chicas que son tal cual salen en las fotos ya que son mucho más extrovertidas y no necesitan crear un personaje de ficción que las proteja. Sinceramente pienso que depende de la personalidad que tenga cada una.

 

¿Cómo viviste la etapa inicial de Suicide Girls al haber sido mucho más under en un principio? ¿De qué forma has percibido el desarrollo de esta particular comunidad? La parte más compleja en ese tiempo era la reducida información que existía, nadie sabía nada y la página siempre ha estado sólo en inglés por lo que la gente tendía a enredarse mucho al respecto. En términos de las propuestas creativas que podías tener para cada set, todo era más simple porque uno se podía expresar de forma distinta, no habían límites al respecto y si por ejemplo querías hacer un set con luz de noche podías hacerlo y ahora no es así, en la actualidad existen muchos más estándares para los sets y está todo mucho más estructurado, con instrucciones de lo que quieren ver y de lo que se puede o no usar. Antes la libertad de expresión era lo fundamental.

 

 

¿Crees que ha sido beneficioso para ti el haber sido ser parte del proceso de crecimiento de Suicide Girls, al ser de las más antiguas? Totalmente porque todos fuimos creciendo en el camino mientras nos perfilábamos a ser lo que ahora somos. Siento que ha sido una muy bonita experiencia para cada una de las personas que ingresó en ese entonces a SG, aunque igual a veces han habido problema pero creo que es parte de.

 

¿Qué puertas se han abierto para ti al ser parte del staff de Suicide Girls y cómo has visto tu evolución como fotógrafa a partir de esta oportunidad? La verdad es que yo comencé con la fotografía cuando entré a SG, porque cuando ya estaba estudiando sonido en tercer año, en paralelo a mi ingreso a SG, tuve que tomar otros ramos que no fueran parte de la carrera y por supuesto tomé fotografía audiovisual. Cuando estaba en eso fue que me di cuenta que era a lo que realmente me quería dedicar y decidí terminar con sonido lo que no sólo significó perder los años que ya llevaba estudiando sino que también involucró una pelea con mis padres por la decisión que estaba tomando. Pero para mí ya no había vuelta a atrás, porque ya me había enamorado de la fotografía. Así que comencé con una cámara pocket muy de a poco hasta lo que ya hago ahora de forma profesional.

En el 2011 empecé a viajar por Latinoamérica para fotografiar a chicas para SG, mientras al mismo tiempo se me presentaba la oportunidad de conocer a otras personas que no tenían que ver con SG y que me permitieron acceder a otro tipo de contacto que también me han generado pegas aparte. Además de esos mismo viajes, el estar en SG me ha abierto las puertas como red de contactos para que otra gente conozca tu trabajo y así pueda ubicarte para trabajos en todo el mundo.

 

Ya que ha sido parte fundamental en tu vida, ¿qué significa para ti Suicide Girls? En este minuto para mí es netamente pega porque sé que no voy a vivir toda mi vida haciendo esto, pero no puedo ser de esa gente que sale de SG y empieza a blasfemar en contra diciendo que es malo, porque para mí ha sido todo lo contrario formando parte fundamental en mi carrera como fotógrafa entregándome herramientas para ser casi todo lo que soy hoy en día y por lo cual estaré siempre agradecida. Nunca me planteé el ser de las pioneras en Chile en la fotografía softcore, simplemente se dio pero fue una serie de cosas que confabularon a favor y una de ellas fue el sitio.

 

 

¿A qué crees que se debe este boom en Chile y Latinoamérica de Suicide Girls? Yo creo que responde a un destape que han venido teniendo las mujeres en Sudamérica, ya que es un continente especialmente machista y todo estaba centrado a los hombres. Pero estamos en un cambio de paradigma en el que a las mujeres ya nos da lo mismo lo que piensen o dejen de pensar los hombres y por lo mismo nos estamos atreviendo a hacer cosas que jamás habríamos imaginado, lo hacemos por nosotras y para sentirnos bien y va mucho más allá de SG, está pasando a todo nivel.

 

Estuviste hace unos meses en Isla de Pascua en un interesante viaje ¿Cómo fue la experiencia al compartir con Radeo, una de las más conocidas Suicide Girls de todo el mundo? Un día recibí un inbox en mi perfil de SG de parte de Radeo, contándome que vendría a Chile a conocer Isla de Pascua por lo que quería saber si yo quería acompañarla y la verdad es que para mí siempre fue un sueño el conocer ese lugar tan mágico de nuestro país por lo que accedí de inmediato.

Cuando la conocí creo que lo que más me impactó de ella fue su sencillez, ya que es lejos una de las modelos de SG más conocidas a nivel mundial y con un carisma que cualquiera de las modelos que he fotografiado a lo largo de mi carrera quisieran tener. El viaje fue increíble y nos llevamos muy bien, tanto así que hemos estado planeando otros viajes y hacer un par de cosas en conjunto como su llegada a tomar fotos a Santiago ahora en Agosto, en lo cual la he estado ayudando a coordinar con las modelos de acá.

 

¿Cuáles son tus próximos proyectos, en qué te veremos a corto plazo? Siento que este año he comenzado un especial proceso de transición, o sea seguiré en SG pero mi cuerpo me está pidiendo hacer otras cosas por lo que he estado estudiando cosas distintas, investigando cosas distintas, un poco experimentando y pese a que no tenga muy claras las cosas respecto a lo que se viene para mí, sí estoy convencida de que cuando uno trabaja y le pones amor a lo que haces todo sale bien al final. Si realmente tu corazón te dice que debes hacer algo, no importa lo que diga el resto ni mucho menos dejarse llevar por las críticas anticipadas, simplemente debes hacerlo con convicción enfocándote en tus sueños y en que lo vas a lograr porque fue eso precisamente lo que me pasó en un comienzo a mí.

 

Si quieren saber más del trabajo de Griz pueden verlo en su fanpage, seguirla en su twitter y para los afortunados que sean miembros de www.suicidegrils.com verla en gloria y majestad en su perfil 😉
Enjoy!

 
 
Por Dana Riffo
 

Posts Relacionados

« »