Georgi Abusleme

Feb 7 • Tatuador de la Semana • 6403 Visitas

 Con una vasta y ascendente trayectoria, el autodidacta tatuador chileno Georgi Abusleme nos cuenta sobre sus inicios, sus influencias y su particular énfasis en la originalidad a la hora de tatuar.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? Principalmente fueron mis amigos los que me impulsaron a tatuar, ya llevaba mucho tiempo dibujando y siempre me gustó mucho la estética del tatuaje y después de eso empecé a tatuar por hobby, haciendo no lo que quería pero sí disfrutando mucho del proceso que era creativamente interesante, desde llegar a hacer la máquina a poder hacerlo como tal.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Tatuando en tienda formal estoy hace aproximadamente unos 10 años. Antes de eso tatuaba en mi casa y ya había invertido en varias cosas como un autoclave, cosas bastante importantes para mí y estuve como 5 años en ese proceso.

 

¿Quién fue tu maestro? Fui 100% autodidacta. No tuve la suerte de contar con la ayuda de nadie, todo lo que comencé a desarrollar en es momento fue totalmente autodidacta, lo que significo que fuera una evolución bastante lenta pero positiva, ya que pude conocer bastantes cosas de las que muchos tatuadores hoy en día no tienen conocimiento, como soldar agujas y hasta reparar las máquinas.

 

¿Cuál fue tu primera máquina? Mi primera máquina la hice yo con un motor de casetera y después de eso, un amigo de mi universidad me pasó una que él se había hecho para parchar en un momento en que la mía falló… fallaba cada 1 semana la verdad, en esa época siempre habían problemas con las fuentes de poder, porque en ese momento yo no tenía mucho dinero y lo que me quedaba era comprar fuentes ultra mega “juleras” que al llevar 5 minutos tatuando se recalentaban y se quemaban. Y bueno cuando compré mi primera máquina era una Binga de Brasil, pero mi papá me prestó la plata (plata que le devolví íntegra! jajaja).

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? Me acuerdo de un compañero de universidad, Ginés, a él le hice uno de los primeros tatuajes. También me acuerdo de haber hecho otras cosas pero muy artesanales en la etapa colegial, hace ya 18 años tal vez… pero esos fueron los primeros intentos… y qué? Mmm la verdad es que no lo recuerdo, pero debe haber sido un tribal o algún sol, algo por el estilo, en esa época los tatuajes grandes eran los pequeños de hoy día.

 

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Como estilo particular me gusta mucho el Neo Tradicional, hago un Neo Tradicional bastante gráfico. Pese a ello siempre estoy en una búsqueda constante, intento mezclar estilos para poder crear piezas con personalidad.

 

¿Quién es tu alter ego? Hay tantas influencias hoy en día que la verdad es que me sorprendo de todo el mundo, no necesariamente que hayan sido o sean famosos sino que simplemente muestren algo de personalidad en sus trabajos, yo creo que esa es la misión dentro del arte, que puedan reconocer tu obra. Y en cuanto a llegar a ser como alguien en términos aspiracionales, la verdad es que no, yo siempre creo en poder estudiar de todo un poco para poder el día de mañana saber reconocer y tener un juicio acerca de lo que más me gusta.

 

¿Qué quieres provocar entre tus clientes cuando terminas un tattoo? Que se vayan satisfechos esa sin duda es la mayor satisfacción para mí, que el tatuaje cumpla las expectativas, que haya una buena conexión, uno finalmente entrega tiempo y trabaja con algo para toda la vida y claro si vienen confiando lo ideal es que se vayan felices, con una pieza que puedan valorar el día de mañana.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? La verdad es que todo tiene su tiempo en la evolución, Chile es un país bastante nuevo en muchos aspectos y recién se están formando las bases, buenas bases para que culturalmente empecemos a crecer. El tatuaje va a ir creciendo de la mano cuando los mismos artistas inviertan en sus estudios y presenten profesionalmente a sus clientes la propuesta de trabajo y culturalmente esto irá cambiando de manera creciente ya que la intención de la gente por tatuarse será capturar una pieza artística que va a contemplar 100% lo que puede ser el pagar por un lujo. El tatuaje no es ni una necesidad básica ni indispensable del ser humano, el tatuaje es una ornamenta corporal y el que comience a apreciar el arte del tattoo va a provocar que sí o sí el día de mañana esto sea algo muy valorado en diferentes aspectos, eso es precisamente para lo que muchos estamos trabajando.

 

Book

Contacto:

Estudio Amor Real / Chile

amorrealbaquedano@gmail.com

Instagram: @georgi_tattoo

 

Posts Relacionados

« »