Adrián Bascur

Jul 3 • Tatuador de la Semana • 5962 Visitas

Conocido por su original trabajo de multipuntos aplicados en la piel cual stencil, Adrián Bascur nos demuestra que la piel perfectamente podría ser un formato mucho más flexible de lo que muchos piensan. Radicado con su nuevo estudio en la Quinta Región de nuestro país, nos cuenta cómo es que por mera curiosidad llegó al mundo del tatuaje y cuál ha sido su camino en él.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? Todo partió simplemente para probar una técnica nueva. Por ejemplo empecé probando grafitos, pintura al óleo y acuarela y, cuando conocí el tattoo me interesó mucho ese mismo aspecto, el tema de la técnica, del uso de las agujas, las tintas que se utilizaban, el tipo de máquinas, etc. Era tan sólo el interés de saber por saber, porque siempre me gustó dibujar. Partí en esto tatuando a unos amigos y después de un tiempo, esos amigos tenían más gente que quería tatuarse conmigo y por ende, tenía clientes todo el rato.

Mi mayor preocupación cuando pasara la etapa del “probar” era la implicancia que tendría esto, porque lo que yo estudié fue diseño gráfico, pero cuando me di cuenta que mis clientes subían gradualmente y cada vez eran más, opté definitivamente por el tattoo. Pero todo partió por curiosidad, porque mi entorno no tenía nada que ver con esto, nadie ni siquiera tiene tatuajes entonces jamás se me pasó por la cabeza dedicarme a esto y mucho menos tener un estudio con otros tatuadores trabajando en él.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Partí más menos entre el 2010 y el 2011, pero de a poco como contaba y haciendo tattoos chiquititos a mis amigos y después a amigos de amigos, pero lo bueno es que me empezó a ir bien de una.

 

¿Quién fue tu maestro? Como fue muy sin querer, fue netamente autodidacta mi aprendizaje. No tenía a nadie que me dijera qué hacer o qué agujas ocupar. Así que para aprender me centré en buscar información en revistas y libros, porque siempre me ha gustado mucho leer. Hasta en videos de Youtube y páginas de internet pude encontrar cosas interesantes que me ayudaron a instruirme más en el tattoo.

 

¿Cuál fue tu primera máquina? La primera la compré en Santiago, era una máquina china pésima pero cuando la compré la vi linda y perfecta, una verdadera joya para mí en ese momento (jajaja). Ya está totalmente eliminada.

 

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? Lo que hice por primera vez fue un dragón oriental en el brazo de mi papá, a quien nunca le han gustado los tatuajes pero me dijo que bueno sólo para apoyarme. En verdad quedó terrible (jajaja) y fue muy difícil el tattoo porque sufrimos los dos bastante, yo sudaba entero por los nervios, la tinta no entraba bien, no, todo mal. Pero pese a todo y a lo mal que quedó ese tatuaje, mi papá no quiere taparlo ni nada porque para él fue mi primer tatuaje y eso es lo que más le importa, pero lo malo es que siempre lo muestra a todo el mundo y me da mucha vergüenza por lo feo que quedó (jajaja).

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Me especializo en hacer multipunto y esto parte del tipo de diseño que yo creaba desde antes, porque yo hacía stencil en las calles con plantillas de alto contraste. Un día con un amigo pensamos en porqué no hacer un tattoo a modo de stencil pero con puntos chiquititos y aunque no estábamos muy seguros de que se pudiera hacer, porque no existían referencias en internet ni en otros lugares, me puse a experimentar con eso y a la gente le gustó un montón. Hasta el momento es mi técnica más características por los quiebres y cortes rectos, toques mucho más geométricos que también desarrollo en cada pieza para volverlo parte de la zona en la que el tatuaje está ubicado y eso es una de las cosas que más me gusta al hacerlo.

 

¿Quién es tu alter ego? La verdad es que no tengo referencias como tales, sólo me inspiro en la gente que tengo cerca y que constantemente me está dando consejos y apoyo. Como Marlon Parra, quien me da consejos para poder mejorar en mi trabajo y también para tratar a la gente que viene como clientes y a quienes trabajan conmigo, como la parte de artista y la gestión de la tienda.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? Pese a que yo no llevo mucho tiempo y tampoco estoy muy pendiente de lo que pasa a mi alrededor, es evidente que todos los programas de tatuajes que han dado de un tiempo a esta parte en el cable han influenciado mucho a que la gente entienda más lo que implica tatuarse, en todo sentido. Técnicas, tiempos, pruebas de diseños que quizás muy poca gente conocía, ahora las saben la mayoría de las personas así que llegan un poco más informados. Conocen la acuarela, la técnica con grises, el dotwork, pero por lo mismo en Chile la mayoría de la gente se queda con lo que afuera se está haciendo y eso responde a que no existe tanta propuesta gráfica de tatuajes a nivel nacional. Por nuestra parte como tatuadores es eso lo que nos falta, tratar de probar con diferentes técnicas, para ofrecer diferentes resultados. No todo tiene que ser siempre pintado con la misma cantidad de agujas ni con la misma técnica. Crear a partir de mixturas, mezclar tal vez oriental con grises y acuarelas, etc, se puede hacer un sin fin de cosas. Tal vez ya hay tatuadores experimentando con esto e incluso tal vez se haga hace mucho, pero yo no lo he visto aún. En mi caso traté de hacer eso, lo del multipunto me gustó y para hacerlo tuve que partir con tatuajes gratis porque a mucha gente no le llamaba la atención tener un tatuaje así en su piel, hasta que lo vieron, le encantó a la gente y ahora explotó.

 
Book
 

 
Contacto:
Estudio NV MEN / Chile
 
abplanea@gmail.com
 
Instagram: @adrianbascur

 
 
Por Dana Riffo / Fotos Griz Zúñiga
 

Posts Relacionados

« »