Alejandra Yachan

Ago 21 • Tatuador de la Semana • 621 Visitas

Vinculada al arte desde muy chica y perteneciente de forma inconsciente a la camada emergente de mujeres en el tatuaje chileno, Alejandra Yachan es una tatuadora que defiende los detalles y la delicadez de estos dentro de la tinta.

Convencida de que el tatuaje como cualquier otro tipo de arte debe nacer desde el interior de cada tatuador, Alejandra nos cuenta acerca de qué la trajo al mundo de la tinta y la razón por la que se dedica especialmente a los tiny tattoos, con los que causa furor por medio de sus mini retratos de animalitos.

 

¿Qué te motivó a ser tatuadora? Yo estudié arte y lo del dibujo está desde mis 13 años, pinto también y me gusta el street art.

Veía estos programas donde hacen tatuajes, en uno de ellos estaba Megan Massacre me acuerdo y encontré que lo que hacían en la piel eran verdaderas obras de arte. Me sorprendió mucho eso, por eso creo que algo en mí hizo “click” y me dije “yo quiero hacer eso”. Así que me lo propuse y acá estamos.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuadora? Llevo sólo dos años tatuando, sé que es poco aunque cuando partí me propuse que a los 3 años de experiencia ya tenía que ser seca, pero sé que es súper poco para un tatuador llegar a ser uno como tal en tan poco tiempo.

 

¿Cómo fue tu proceso de aprendizaje? Estudié todo lo que había en la web durante 3 meses en español y en inglés, para luego comprarme los materiales. La verdad es que me compré lo mejor de lo mejor que encontré, de repente no era tan necesario para partir pero en ese tiempo tenía una plata ahorrada y bueno, la invertí no más. Empecé a practicar en piel sintética y luego tatué a una persona por primera vez me di cuenta de que es totalmente distinto el tatuar en piel sintética versus la piel real, fue algo completamente nuevo y no esperaba que fuera algo tan drástico, de la superficie que uno está acostumbrado a trabajar que es tan plana a algo totalmente distinto, blando, curvo, muy diferente, no esperaba que fuera tan difícil la verdad.

He tenido la suerte de conocer a gente que ha creído en mí y que me ha permitido desarrollarme y bueno, soy una persona súper esforzada y trabajadora, así que he estado mejorando y perfeccionando mi trabajo.

 

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? Fue un tatuaje bastante ambicioso, porque tenía líneas, sombras y color, así que pude practicar de todo al tiro. Le tatué a un ex un fénix en su antebrazo, aunque yo esperaba tatuarlo en una parte más escondida pero él quería esa zona. Quedó bien, como me lo esperaba.

Después de eso empezaron a salir amigos porque como sabían que yo dibujaba y pintaba, empezaron a confiar en seguida en mí. Tuve la suerte de que durante el primer año tatué bastante.

 

¿Por qué tiny tattoos? Estoy acostumbrada a dibujar realismo y ver los detalles, preocupándome siempre de cada milímetro, entonces cuando hago un tatuaje lo veo así, en micro, cuando tengo que hacer algo más grande en verdad me cuesta más porque no estoy tan acostumbrada. Suelo ver más en detalle y me encanta hacer cosas pequeñas y líneas rectas, aguantando la respiración en el proceso.

Mi estilo más geométrico viene de mi papá que era arquitecto.

Me gusta el realismo por el tema del dibujo, y mezclar esos dos estilos también lo hago y encuentro que queda bonito.

 

¿En qué te inspiras a la hora de hacer un diseño? Aunque tengo un favorito que es el úngaro Blazs Bercsenyi, trato de apuntar hacia mi interior y no ver muchos referentes. Estos se debe a que después uno empieza con la copia, de hecho lo que más me llamó la atención al entrar al mundo del tatuaje es que todos los tatuadores se van a una línea ya predeterminada y en ese sentido creo que para desarrollar verdaderas obras de arte, tiene que nacer de ti y de tu interior. Eso es lo que he estado tratando de hacer, sacando diseños de adentro evitando confundirme con tanta información externa.

 

¿Cómo ves la evolución del tatuaje en Chile? Creo que el tatuaje se está ampliando en distintos sectores y eso se nota porque he tenido muchos clientes “pelolais”, de hecho acá en el estudio se ríen de mí porque llegan mis clientes con sus autos con plumitas colgando y claro, ellos me piden cosas más pequeñas o geométricas, lo que también demuestra que más gente se está atreviendo a tatuarse, lo que encuentro que es algo súper bueno.

 
Book
 

 
Contacto:
Estudio Shangri-lá / Chile
 
alejandrayachan@gmail.com
 
Instagram: @alejandrayachan

 
 
Por Dana Riffo / Fotos Griz Zúñiga

Posts Relacionados

« »