Felipe “Pincel” Echeverría

Mar 16 • Tatuador de la Semana • 5783 Visitas

Bajo una escuela clásica y teórica vivenciada a través del arte desde muy joven, Felipe “Pincel” Echeverría decidió emprender un tardío, pero no por eso menos exitoso, camino en el mundo del tatuaje. Motivado por una mejor situación, se atrevió a llevar su realismo del papel y la tela a la piel con esfuerzo, constancia y excelentes resultados, dejando en claro que para aprender a tatuar no hay una edad tope sino que lo único importante son las ganas. Hoy Felipe nos cuenta sobre sus inicios, su familia de tinta y su proceso de adaptación y aprendizaje.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? La verdadera razón fue por plata y la respuesta de buena crianza es porque vivo del arte desde los 15 años. Empecé a tatuar bien viejito, cuando tenía ya 29 años.

El tatuaje en sí en este minuto es mi vida, porque vivo por ello y me ha dado las satisfacciones que tal vez que la pintura en su tiempo no me dio, entonces me siento en deuda con él.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Consideró que soy tatuador desde que lo hice mi oficio y mi profesión. Recién voy a cumplir 4 años tatuando, pero profesionalmente son 2 años.

Cuando comienzas a tomarle el peso y hay lucas de por medio, como pega empiezas a comprometerte más y también pasas a una etapa de responsabilidad moral, porque está tu nombre tras cada uno de los trabajos que haces. Tú trabajo es el que habla por ti y las personas finalmente te conocen por eso, a veces ni siquiera saben cómo es tu cara y eso es lo más bonito de todo esto.

 

¿Quién fue tu maestro? Mi maestro fue José Yuz (Pepe), gran prócer en Santiago y un muy buen amigo hasta el día de hoy. Fue todo muy heavy, porque de hecho en el estudio Maibrooklyn cuando partí siendo aprendiz yo estaba haciendo clases de pintura y dibujo en la Municipalidad de Maipú en Santiago y cuando entré al tatuaje, dejé todo de lado, dejé de pintar y hacer clases, todo en post de dedicarme a tatuar. Entonces de pasar a ser el profe pasé a ser el alumno, en ese sentido el ego juega mucho en contra claramente y eso es lo que te tira para abajo, pero fue súpero bueno.

Mi proceso de aprendizaje fue bastante duro y se extendió por lo menos a un año y medio, por supuesto consideró que aún sigo aprendiendo y de hecho yo creo que aún no puedo tirar una línea derecha (jajaja) pero como mi trabajo no se basa necesariamente en la línea no hay problema, trabajo más bien con la mancha y es eso precisamente lo que me lleva a reencontrarme con la pintura a diario en el tatuaje. Eso es lo interesante porque creo que así nunca dejas de aprender, en el tatuaje sobre todo porque van evolucionando las técnicas y van apareciendo personas que tal vez en un año de estar tatuando pueden hacer trabajos maravillosos.

En algún minuto cuando partí con el cuento del tatuaje me decepcioné un montón por mi retraso al entrar a este mundo, y me pasó no una sino que mil veces, pero tuve la suerte de estar en el equipo de Maibrooklyn que es una verdadera familia y en donde partí como un aprendiz. Así que siempre se dio esa instancia de “Vamos, sigue adelante porque lo vales”. Y bueno es así la cosa, a veces nos decepcionamos de nosotros mismos y lo que estamos haciendo, pero como en todo ámbito de cosas. Como yo había empezado en el arte tan chico, incluso estudié en el Experimental Artístico el cual ha sido un gran semillero de artistas del tatuaje en Chile como David Jorquera y varios más. Comencé pintando y a las 20 años ya había expuesto muchas de las galerías de Santiago y fuera de Chile, pero finalmente el tatuaje fue más fuerte en primera instancia y como ya lo mencioné, fue por lucas pero al pasar del tiempo

 

 

¿Cuál fue tu primera máquina? Mi primera máquina me la compré y fue una máquina china, la más barata comprada en Makuza a 20 lucas o algo así. Luego la segunda máquina fue una que me regaló Pepe y de ahí obvio, fui investigando y comprando mejores máquinas. Estuve harto rato pegado con las Micky Sharpz y de ahí probé las rotativas que para hacer realismo son hermosas, la mezcla perfecta.

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Siempre hice realismo en la pintura, entonces para mí era el paso lógico seguir con ese estilo en el tatuaje. Pero eso no le quitó el grado de complejidad lo que lo hizo totalmente traumante (jajaja), porque no tiene nada que ver con lo que es la pintura en un papel. Si bien yo llevaba pintando muchísimo tiempo y tenía técnicas de volumen, proporción y fisionomía, éstas no las podía aplicar en la piel inicialmente por lo que tuve que hacer el proceso de aprendizaje completo desde cero y ahora ese estudio tiene muy buenos resultados en la piel.

 

¿Quién es tu alter ego? Para mí mi mayor referente en el tatuaje fue el Pepe e insisto con eso, porque incluso en la época en la cual yo fui su aprendiz él también estuvo estudiando sobre esta técnica y comenzó a ganar convenciones de tatuajes por realismo, entonces claramente fue un referente importante en mí. Posteriormente trabajé con el Chino que es un monstruo del tatuaje en realismo. Y bueno de referentes afuera, Mike Davis, Nikko Hurtado y Dmitriy Samohin y en Chile tengo a Leo Rojas, con quien pese a que nunca he tenido la oportunidad de conversar, en la última convención pude ver un rato cómo trabajaba y en esos 5 minutos siento que aprendí muchísimo.

Fuera del tatuaje, creo que Caravaggio es uno de los mejores, por la iluminación que tiene respecto a la figura humana que para mi gusto es perfecta.

 

¿Qué quieres provocar entre tus clientes cuando terminas un tattoo? Alucino con las reacciones de la gente, incluso me fijo mucho en eso cuando termino un tatuaje. Muchos se quedan callados y hacen un trabajo analítico al respecto. Igual es un tema en el realismo cuando una pesona ve por primera vez su tatuaje, porque de partida cuando lo terminas y la persona lo mira en el espejo, el tatuaje está al revés como una foto al revés, entonces trato de explicarles (jajaja).

Las reacciones por lo general son buenas, con frases como “Me encantó” y “Te pasaste”, pero en el fondo para mí cada cliente es un proyecto y juego con eso implementando el arte más académico en el tatuaje, para que se vayan contentos y sorprendidos.

En resumen me gusta el asombro y que en general quedan muy agradecidos e incluso muchos de mis clientes terminan siendo amigos míos.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? Si bien no conozco mucho lo que pasaba anteriormente con el tatuaje, ya que no llevo mucho tiempo, sí por amigos y conocidos que llevan muchos años metidos en el mundo del tatuaje sé que ha habido un pasó súper acelerado en términos culturales. Hoy en día podemos ver que tal vez por influencia de los programas sobre tatuajes existentes, hay una mayor cercanía con la gente y ellos se dan cuenta que éste no es un tema de pandilleros o vagos que roban, sino que ya saben que es un arte y creo que especialmente en estos últimos 3 años ha habido una evolución gigante al respecto. De hecho te puedes dar cuenta porque antiguamente las convenciones de tatuajes en Chile las hacían únicamente los Hell Angels o gente muy puntual que estaba ligada al tatuaje, pero hoy en día hay productoras haciendo estos eventos y trayendo gente muy importante de afuera.

Ahora la gente en la calle te para no con el fin de encararte porque estás tatuado o por preguntarte la razón, sino que para saber con quién te lo hiciste y cómo es en definitiva y mirándolo como una rama del arte, que finalmente es como debería ser, aunque no sé si el tatuaje debería tener el origen clásico y de academia que el arte en general posee, porque en efecto es algo más tribal que nació en la calle y que no responde a lo que puede opinar el resto del mundo, pero si hay una cultura también debe haber un respeto y éste se tiene que dar por medio de la enseñanza. En las últimas dos convenciones que han habido, hemos podido ver padres e hijos disfrutando del tatuaje y es ahí donde también podemos ver la base de la cultura, en la búsqueda de información.

 
Book
 

 
Contacto:
Estudio Maibrooklyn Valparaíso / Chile
 
pincelecheverria@hotmail.com
 

Posts Relacionados

« »