Gabriel Púas

Abr 7 • Tatuador de la Semana • 6943 Visitas

Definitivamente uno de los padres del tatuaje en Chile es Gabriel Púas, quien con su extensa trayectoria ha educado e inspirado a una nueva generación grandes tatuadores. Siendo auspiciado por Metal Mulisha y con una línea diseñada especialmente para Puma, Gabriel nos cuenta acerca de lo que lo convirtió en un tatuador.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? Más que nada la curiosidad y el poder dejar mis dibujos en la gente para siempre, el poder ver mi arte perpetuamente no como un papel que puedes arrugar y botar. Que vayas en la calle y puedas ver tus diseños pululando es increíble. Y aunque nunca pensé en ser un tatuador, porque estudié primero electromecánica y bartendería onda nada que ver, terminé dedicando mi vida a esto.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Soy tatuador hace mas menos 22 años. Por el año ´92 comencé a tatuar.

 

¿Quién fue tu maestro? Sí, hubo una persona que influyó harto en mí es un amigo latino que se llama Oz Paredes, que vive desde los 7 años en Canadá. Lo conocí durante un un viaje que hizo a Chile y tuve la oportunidad de trabajar con él acá, después de eso me invitó a visitar su tienda y a partir de ahí cambió todo. Acá en Chile prácticamente no había nada vinculado a los tatuajes, estábamos muy en pañales y el llegar allá donde el tatuaje llevaba tantos años fue otro cuento, para mí era todo mágico y grandioso. El estar en 2 de las más importantes tiendas de Toronto fue para mí algo maravilloso mientras aprendía junto él a modo de mentor.

 

¿Cuál fue tu primera máquina? Como era electromecánico junto a un compañero del colegio fabricamos una, porque para nosotros era relativamente fácil desarrollar un proyecto así. Se trataba simplemente de desarmar un personal y comprar un portaminas y como en ese entonces no habían máquinas acá ocupábamos esas como máquinas rotativas con un poco de tinta china y nos lanzábamos a tatuar.

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? A un amigo le hice un sol azteca pero en tribal, todo negro. Yo le había contado que me había hecho una máquina pero que no tenía la fuente de poder para hacerla funcionar, entonces él me dijo “mira yo te la compro y a cambio de eso tú me tatúas”, así que partimos los dos a una ferretería y listo.

 

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Lo que yo más hago es full color aplicado en bio mecánico, bio orgánico y algo de oriental. Siempre he tenido un público que llega específicamente a pedirme ese tipo de trabajos.

 

¿Quién es tu alter ego? En un principio fue harto Guy Aitchison el que me influenció en lo bio mecánico y ahora Jee Sayalero, un tatuador venezolano que vive actualmente en Madrid y con el que incluso me he tatuado en este último tiempo.

 

¿Qué quieres provocar entre tus clientes cuando terminas un tattoo? Quiero provocar que la gente se impacte un poco, como que sepa que el confiar en mí al desarrollar su idea y su diseño tiene buenos resultados. Es súper gratificante cuando las personas te dicen “no esperaba que quedara tan increíble”.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? Yo creo que falta que las personas se abran un poco más del corazón. Me pasa mucho que llegan clientes que se tatúan con los papás en contra y luego me cuentan que cuando sus padres vieron el resultado de mi trabajo cambiaron drásticamente de opinión diciendo “oye pero en verdad que bonito quedó es tatuaje, pensé que sería feo”. Necesitamos que la gente no sea tan cerrada, muchas personas actualmente tienen tatuajes y esos diseños representan vivencias importantes para cada uno y eso es precisamente lo que se debe respetar.

 
Book
 

 
Contacto:
Estudio Púas Tatuajes / Chile
 
gapuas@gmail.com
 
Instagram: gapuas33

 

Posts Relacionados

« »