Victor Abarca

Mar 7 • Tatuador de la Semana • 8371 Visitas

Pese a que en un principio no le gustara y mucho menos le llamara la atención el arte del tatuaje, para Victor Abarca esto fue un regalo que inevitablemente la vida pondría en sus manos, sabiendo valorarlo y aprovechar. A continuación nos cuenta sobre cómo el aroma a tinta logró captar su atención a tal punto como para, finalmente, convertirse en un tatuador.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? A mí me gusta dibujar y la verdad es lo que siempre he querido hacer por el resto de mi vida, pero siento que debido a lo mismo el tatuaje fue el que me buscó a mí. Mucha gente que veía mis trabajos me preguntaba si yo tatuaba y aunque lo traté de esquivar por un buen rato, fue inevitable el terminar dedicándome al tatuaje.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Hace 3 años que soy tatuador.

 

¿Quién fue tu maestro? Creo que siempre uno tiene distintas personas que te van diciendo lo indicado en el momento preciso, guiándote. Pero yo creo que mi hermano (Jaco Abarca) fue un gran maestro para mí, partiendo por ser el primer tatuador al cual admiré porque antes a mí no me gustaban los tatuajes y cuando él comenzó a hacerlo fue recién cuando yo empecé a valorar este arte. Mi hermano es el que me enseñó todo lo que yo sé sobre esta disciplina.

 

¿Cuál fue tu primera máquina? Mi polola tenía un notebook en ese entonces y lo vendió para comprar las primeras máquinas que tuve, que eran puras “made in China” y que mi hermano también me ayudó a elegir para poder empezar con algo que me pudiera servir.

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? Cuando me sentí preparado para tatuar lo primero que hice fue retocar un tribal de un amigo y para ser mi primer trabajo, quedó bastante parejo.

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Yo asocio mi técnica más al comic que es lo que desde chico he dibujado, pero con una mezcla de neo tradicional.

 

 

¿Quién es tu alter ego? Son 3 mis referentes más importantes: Victor Chil y Javier Galien de España que tienen un trabajo impecable, pero el maestro sin duda para mí es James Tex de Canadá. Creo que es este último al nivel al que aspiro, no tanto por su línea gráfica sino que por el tipo de trabajo que hace, abarcando mucha piel y trabajando con muchos detalles perfectamente elaborados.

 

¿Qué quieres provocar entre tus clientes cuando terminas un tattoo? Creo que siempre que uno de tus clientes te dice que el tatuaje quedó mucho mejor de lo que él pensaba es como un cariñito, pero más que nada puedan sentirse satisfechos de haber invertido plata en un buen trabajo, en confiar en mí de nuevo para el próximo tatuaje y que te recomienden entre sus cercanos.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? Siento que eso también tiene relación con nosotros como tatuadores, porque tenemos la responsabilidad de realizar buenos trabajos que puedan ser admirados y valorados por las personas ajenas a este mundo. Finalmente se trata de un tema estético y mientras podamos mostrar al mundo tatuajes de calidad, entonces estaremos aportando un grano de arena para que el tatuaje sea visto como lo que realmente es: un arte.

 
Book
 


 
Contacto:
Estudio Tattoo Rockers / Chile
 
victhortatuajes@gmail.com

 

Posts Relacionados

« »