Yerko Jara

Feb 14 • Tatuador de la Semana • 7646 Visitas

Simbólico y respetuoso, el tatuador chileno Yerko Jara nos habla sobre sus comienzos, intereses y el importante significado propio que cada tatuaje posee.

 

¿Qué te motivó a ser tatuador? Antes de empezar a tatuar, ya tenía una motivación desde chico y es que siempre me gustó dibujar. Siempre dibujaba en el colegio, mis cuadernos, todo. Entonces creo que eso fue lo que me llevó a ser tatuador con el tiempo. Hice comics, un montón de cosas porque siempre me gustó el arte. Estudié diseño gráfico y con el tiempo decidí convertirme en tatuador porque se acercaba más a lo que realmente me gusta, a la parte más artística.

 

¿Hace cuánto tiempo que eres tatuador? Tatúo hace 13 años, desde el año 2000. Primero pasé un tiempo en el que tatué solamente como hobby, en ese entonces no tenía ninguna intención de dedicarme a esto, lo hacía simplemente porque me gustaba pero veía muy lejano el poder mantenerme sólo del tatuaje. Era más un sueño de niño, como cuando uno quiere ser músico y dices “Oh! Me gusta!” pero finalmente sabes que tendrás que dedicarte a otra cosa para poder sobrevivir y por lo mismo, ahora soy un agradecido porque precisamente gracias al tattoo vivo, es la forma de expresar mi arte de la manera más directa y soy feliz haciéndolo.

 

¿Quién fue tu maestro? Tuve una escuela previa, de muchos años en la cual fui mi propio maestro. Aprendí sólo de forma autodidacta y con el tiempo entré a trabajar a un estudio en el que con los chicos que estaban ahí, pude absorber un montón de información nueva. Con eso se me fueron abriendo puertas al conocer a mucha gente ligada a este mundo, lo que  me hizo crecer y aprender, pero siempre con las ganas de seguir perfeccionándome, que es precisamente lo que más me gusta del tattoo, ya que es tan complejo y tan amplio que involucra un aprendizaje que jamás termina. Se trata más de disfrutar el camino antes de estar preocupado por llegar a alguna meta.

 

¿Cuál fue tu primera máquina? Cuando terminé de estudiar diseño, mi mamá me regaló una máquina. Ella compró un tipo de kit para tatuar y con eso empecé en mis ratos libres, lo que derivó a que se transformara todo esto en mi profesión.
 

 

¿A quién o qué fue lo primero que tatuaste? Primero me tatué a mí. El primer tatuaje que hice y el primero que tuve me lo hice yo. Nunca me había tatuado y menos se me había ocurrido practicar con algo/alguien, me acuerdo que lo primero que hice cuando mi mamá me regaló la máquina fue hablar con el caballero que se la vendió porque yo no sabía nada del tema y él fue el que me explicó cómo se armaba la máquina, cómo se soldaban las agujas, etc, así que llegué a mi casa, armé la máquina, conecté todo y me tatué una estrella chiquitita en el tobillo.

 

¿En qué estilo de tatuaje te especializas? Me gusta mucho trabajar con símbolos, todo lo que implique aplicar uno o componerlo y la geometría combinada con imágenes, todo esto enmarcado en un estilo de tatuaje tradicional, ya que me encanta hacer trabajos linéales utilizando mucho negro, sombras y puntillismo.

 

¿Quién es tu alter ego? Como tal no tengo, pero sí hay varios referentes y alguien cercano es Nazareno Tubaro de Argentina que es impecable, rozando la perfección (jajaja). También me gusta la escuela de Ien Levin.

 

¿Qué quieres provocar entre tus clientes cuando terminas un tattoo? Primero quiero poder hacer una pieza que represente lo que desee plasmar mi cliente, ya que para mí el tatuaje es algo muy personal, cada cual tiene una profunda razón personal para hacerse un tattoo. Esa es mi meta, que la persona se vaya con algo que realmente quería y tratar de poner mi toque, lo que sería la mezcla perfecta porque se va el cliente feliz y yo también me quedo con la sensación de haberlo aportado con mi arte.

 

¿Qué crees que hace falta para que culturalmente este arte sea más valorado? Creo que falta que la gente se acepte un poco más y a su vez que respeten al de al lado, la libertad del otro ante todo y de lo que cada uno quiera hacer con su cuerpo. Pero se trata de un respeto más general, no sólo en el ámbito de los tatuajes.
 
Book

 

Contacto:

Estudio Custom Tattoo / Chile

yerkojara@gmail.com

Instagram: @yerkojara

 

Posts Relacionados

« »